viernes, 4 de febrero de 2011

Gracias por todo

He buscado su nombre infructuosamente porque me hubiese gustado que apareciera en este modesto artículo. Vi un reportaje sobre su labor periodística en el canal 24 horas y tomé conciencia de lo que sería el mundo sin los medios de comunicación.

Todas las decisiones las tomaban entre los cuatro miembros de la familia, imprimían la revista y la regalaban a las personas que conocían. Habían sufrido intentos de secuestro y estaban amenazados de muerte, pero su afán por dar a conocer los entresijos de los narcotraficantes los hacía fuertes. Gracias a personas como éstas y al resto de periodistas que ponen en muchas ocasiones en peligro su vida, todos somos más libres. Pienso que los medios de comunicación hacen una labor impagable. Qué distinto sería todo si no tuviésemos la oportunidad de estar informados. Cómo manipularían, harían y desharían algunos de los que nos gobiernan. No hay más que observar a los bravucones aspirantes a dictadores de repúblicas bananeras, como dijo Mario Vargas Llosa, y darse cuenta de que lo primero que intentan es apoderarse de cualquier medio que pueda dar a conocer sus tropelías. No siempre las noticias son gratas. Hay veces que incluso padecemos "estrés informativo" por la frecuencia con que aparecen las que tratan la violencia en cualquiera de sus formas.

Otras son increíbles, trátese del jamón o de las andanzas de cualquier otro "chorizo" que se afana en el dinero ajeno. De la forma que sea, sean bienvenidas. Gracias por todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión conmigo.